Loading...
Inicio 2017-11-14T21:36:29+00:00

Muchos no entienden o desconocen la importancia que tiene un logotipo en la compañía. Puede alterar prácticamente todo, por lo que tienes que considerar muy bien qué logo quieres que represente a tu empresa. Por tanto, en el siguiente artículo te daremos los mejores consejos para crear el logo más acertado, así que lee atentamente.

1.“Keep it Simple”

Siempre debe liderar en lo alto de tu idea la simplicidad. La razón principal de ello es hacer más fácil lo difícil. A menudo, muchas empresas tienen unos orígenes distintos de diferentes países, por lo que reunir todos los principios, estilos de vida y costumbres en un logo no es fácil.

La gente se siente atraída por los logos más simples, ya que son más fáciles de comprender o leer y aportan más confianza. Obviamente, estamos hablando de empresas generalistas, nada de arte como puede ser una tienda de tatuajes, aunque lo recomiendo igualmente.

2. Dale consistencia

Los logos sirven para comunicarse con los clientes, así que intenta que se acuerden de tu empresa con ver un color o un logo. Un buen logo refuerza el Marketing y el Branding de una empresa, así que tómate esta tarea en serio porque puede significar grandes cambios para tu negocio.

En la actualidad, la idea que coge forma es la de los logos blancos, transparentes o incluso negros. Los colores tienen muchos significados distintos, por lo que no es ninguna tontería centrarse en qué color quieres usar para tu empresa.

3.Fácil de memorizar

Uno de los grandes errores es hacer un logo muy complejo y visualmente espectacular, pero difícil de recordar. Una de las funciones del logo es relacionar la empresa con un producto, además de dejar huella en la mente del consumidor. Por tanto, si queremos dejar una huella en la mente del consumidor, no tenemos que hacer difícil, lo fácil.

La forma de entrar en la mente del consumidor es variada, hay muchas posibilidades contrastadas. Hay teorías que afirman que si un logo tiene colores vivos, alegres y cálidos hace que el consumidor tome el logo como algo positivo y le produzca placer hasta el punto de memorizarlo como un negocio a tener en cuenta, a pesar de no haber comprado nunca.

4. Destaca

Necesitas comunicar a los consumidores que tu negocio es distinto a los demás de forma visual, claro está. Con ello reforzaremos diversas facetas de nuestro negocio, pero la imagen de la empresa sale muy bien parada, algo que con un buen logo es fácil de conseguir. A veces, hacer algo distinto es hacer alguna locura, ya sabes lo que dicen: quien no arriesga, no gana.

No cojáis la palabra “locura” como algo que no tenga sentido, si lo hacéis de ese modo, obtendréis un fiasco de logo.  Procurad acudir a diseñadores gráficos con talento, creatividad y mucha imaginación, en el caso de que encontréis a alguno/a con quien sea fácil trasladar las ideas, no dudéis en poner en marcha algo loco.

5. Somételo a examen

Una vez terminado, debes saber si tu logo está listo para salir del horno o si debes de cambiar de diseño. Busca opiniones o compara con otros logos ya existentes de marcas o empresas rivales para saber si es un error o un acierto. Este consejo parece sencillo, pero no lo es, ya que aquí despuntan los auténticos visionarios del sector y no los que creen saber cómo funciona el público.

La mayoría de la gente no sabe que le gusta algo hasta que lo ve, así que tu logo puede no cuadrar con la competencia, pero ser una genialidad.